Jurisprudencia Total

Irrenunciabilidad de los Derechos Laborales:

IRRENUNCIABILIDAD DE LOS DERECHOS LABORALES:

“Cuarto: Que, en efecto el principio de irrenunciabilidad justamente prohíbe que los actos de disposición del trabajador, como titular de un derecho, recaigan sobre normas taxativas entendiendo por tal, aquellas que ordenan y disponen sin tomar en cuenta la voluntad de los sujetos de la relación laboral, dentro de tal ámbito, el trabajador no puede “despojarse”, permutar o renunciar a los beneficios, facultades o atribuciones que le concede la norma y sanciona con la invalidez la transgresión, de esta pauta basilar. Así la irrenunciabilidad de los derechos laborales proviene y se sujeta al ámbito de las normas taxativas que, por tales, son de orden público y con vocación tuitiva a la parte más débil de la relación laboral.”

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Prescripción En Materia Laboral

PRESCRIPCIÓN EN MATERIA LABORAL: SUCESIÓN NORMATIVA:

“en el Derecho Laboral peruano la prescripción ha sido objeto de diversas regulaciones a través del tiempo, así tenemos que la hoy derogada Constitución Política de 1979 estableció en su artículo 49° que la acción de cobro de remuneraciones y beneficios sociales prescribía a los 15 años, posteriormente la Constitución Política de 1993 no legisló sobre plazo alguno de prescripción para las acciones de naturaleza laboral, siendo que este plazo recién fue establecido por la Ley N° 26513 publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 28 de julio de 1995 y recogido posteriormente por la Primera de las Disposiciones Complementarias, Transitorias y Derogatorias del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo N° 728, aprobado por Decreto Supremo N° 003-97-TR, que reguló la prescripción extintiva de las acciones derivadas de una relación jurídico-laboral, siendo que a su vez esta disposición fue derogada por la Ley N° 27022, la cual estableció que las acciones por derechos derivados de la relación laboral prescriben a los 2 años, contados a partir del día siguiente en que se extingue el vínculo laboral, y esta última disposición fue derogada por la Ley N° 27321 que establece que las acciones por derechos derivados de la relación laboral prescriben a los 4 años, contados desde el día siguiente en que se extingue el vínculo laboral”

Lee el resto de esta entrada »

PRINCIPIO DE INMEDIATEZ:

PRINCIPIO DE INMEDIATEZ:

“… las instancias de mérito al dilucidar la inmediatez entre el acaecimiento de los hechos que configuran la falta grave atribuida al actor y su despido deben tener en cuenta que bajo un marco mínimo de razonabilidad su análisis se efectúa no desde el momento en que tienen lugar los hechos imputados sino desde cuando el empleador toma conocimiento de su acaecimiento teniendo en cuenta también su naturaleza y grado de complejidad en su verificación e investigación previa para definir su entidad, por lo que esta exigencia no puede ser definida con absoluta rigidez tratándose de personas jurídicas que como en el caso de la emplazada su objeto social lo desarrolla captando dinero de la colectividad por lo que el control, cautela, seguridad y confianza en el desarrollo de sus actividades financieras concierne al interés público.”

Lee el resto de esta entrada »

Mejor derecho de propiedad

Mejor derecho de propiedad y reivindicación de un terreno.

SUMILLA: ” … El motivo de la demanda interpuesta es sobre mejor derecho de propiedad y reivindicación de un terreno.

El demandante sostiene en su demanda  que el inmueble denominada “Fundo Pancha Paula”, ubicado en el Distrito de Puente Piedra lo adquirió a título oneroso de Escritura Pública del 2 de junio de 1975, debidamente inscrito en la ficha N° 343326 del Registro de la Propiedad Inmueble de Lima y el personal del juzgado valorando la ficha registral de fojas 179 del expediente acompañado advierte la descripción del inmueble en el asiento 1-B y en el asiente 9-C el nombre del actor como propietario del mismo.

El juzgado ha establecido que con la glosada documentación el demandante ha demostrado ser el propietario de la acción y como tal con suficiente capacidad y legitimidad para obrar en la forma como ha procedido, de modo que la resolución de la Sala Civil ..”

Lee el resto de esta entrada »

Terceria de Propiedad

Terceria de Propiedad

Sumilla: “… la Partida de Matrimonio… su eficacia probatoria se encuentra enervada o lo que es lo mismo, no causa convencimiento, debido a que las dos pericias Grafotécnicas concluyen que, la firma del Alcalde que obra en el Acta de Matrimonio no corresponde a su titular …”

“…el recurrente sostiene que se ha vulnerado el debido proceso, toda vez que, no se le ha dado la eficacia probatoria debida, a la copia certificada de la Partida de Matrimonio, y contra la cual no se ha formulado acción alguna que declare su nulidad, y que tampoco se han observado los mecanismos para impugnar una prueba ofrecida y la pérdida de la eficacia probatoria de un documento cuya tacha es declarada fundada, lo que no ocurrió en el presente caso, por lo tanto, lo que el recurrente está cuestionando es el derecho a que se valoren debidamente los medios probatorios actuados…”

“…la tacha es una cuestión probatoria que tiene por finalidad cuestionar defectos formales de los instrumentos presentados, y no la nulidad o falsedad de los actos contenidos en los mismos, los que se deben hacer valer en vía de acción; y de ser fundada la tacha el documento afectado perderá su eficacia probatoria; sin embargo, no es la única forma para que ocurra ello, dependerá del examen de la totalidad de las pruebas y de la libre valoración que el juez efectúe para saber que pruebas le producen mayor convicción o eficacia, debiendo justificar tal decisión en la motivación de sus resoluciones…”

“…el A quo como la Sala de mérito, han observado el principio de unidad del material probatorio, así como los sistemas de valoración, al haber compulsado debidamente y en forma conjunta la copia certificada del Acta de la Partida de Matrimonio con las Pericias Grafotécnicas que obran a fojas ciento setenta y doscientos veintiocho, las mismas que concluyen que, la firma del Alcalde Eduardo Oscar Cáceres que figura en la citada Acta, no proviene de su puño gráfico, lo que conlleva a que dicha prueba aportada genere dudas y no cause convencimiento, no obstante que no existe tacha de por medio, por lo que, la decisión del juzgador se encuentra justificada en la parte considerativa, tanto en la sentencia apelada como en la recurrida…”

“…En cuanto al art. doscientos setentitrés del Código Civil, que establece “La duda sobre la celebración del matrimonio se resuelve favorablemente a su preexistencia si los cónyuges viven o hubiesen vivido en la posesión constante del estado de casados”, analizadas las pruebas aportadas, se aprecia que no existen documentos aportados por las partes que acrediten el tiempo que ejercieron el denominado estado de casados, toda vez que, como bien señalan tanto el demandante como su cónyuge al contestar la demanda, se encuentran separados de hecho, por lo que su aplicación no variaría en absoluto el sentido de la parte resolutiva de la recurrida…”

“.. la Partida de Matrimonio es el documento que les da la calidad de marido y mujer al demandante y a la codemandada respectivamente, pero, la citada prueba no causa convencimiento en el juzgador, no correspondiendo a esta instancia Suprema reexaminar las pruebas aportadas, por lo que también este extremo deviene en infundado…”

Lee el resto de esta entrada »

Indemnización Por Los Daños Y Perjuicios

Indemnización Por Los Daños Y Perjuicios Que Su Cónyuge Le Ha Ocasionado

CAS. Nº  955-2006 SAN MARTÍN.

Sumilla: “… , es un hecho establecido por las instancias de mérito que la demandada no ha probado de modo alguno los hechos alegados en su acción reconvencional, por lo que no resulta procedente concederle una suma de dinero por concepto de reparación del daño moral a que , se refiere el artículo 351 del Código Civil…”

“…en cuanto a la causal sustantiva (inaplicado el artículo 345-A C.C.), se debe referir que tanto la sentencia apelada de primera instancia como el Colegiado Superior-han establecido que la demandada no ha acreditado los hechos alegados en su solicitud indemnizatoria; debiéndose agregar que ésta Sala Civil en acciones similares ha establecido que teniéndose , en cuenta que el pedido de separación por causales objetivas no – constituye un hecho antijurídico, no genera obligación de. reparación, salvo prueba debidamente acreditada…”

Lee el resto de esta entrada »

Nulidad de Acto Jurídico

Nulidad de Acto Jurídico

Sumilla:“… los títulos que se presentan al Registro Público para su inscripción, originan un asiendo de presentación que se anota en el Diario, que produce efecto durante 30 días útiles contados desde el día siguiente al de su fecha, y los efectos de la inscripción se retrotraen a la fecha y hora del asiento de presentación, y estando éste vigente no puede inscribirse ningún otro título referente a la misma partida o asunto, lo que se conoce como principio de impenetrabilidad, como así establecen los artículo 138, 144, 143 y 149 del Reglamento General de los Registros Públicos… Que, encontrándose vigente el asiento de presentación de la compraventa a favor del actor, el Registrador aceptó e inscribió el título correspondiente a la segunda venta otorgada por el señor Pino, con infracción de las normas antes citadas y evidentemente de los deberes que le impone el cargo… el primero en el tiempo es el mejor en el derecho, y se refiere al asiento de presentación… Que, en consecuencia, de haber aplicado dicho dispositivo se habría determinado que el título del actor por haberse presentado primero, es el mejor en el tiempo y debe ser protegido, el artículo 2017 del Código Civil en que se sustenta la recurrida no es aplicable a este caso, el que se debe dirimir teniendo en cuanta la fecha del asiento de presentación en el Diario, y no sobre la base de una inscripción producida de manera irregular, que es precisamente lo que se impugna en la demanda… “.

CAS. Nº 770-00 SANTA

Lima, 17 de agosto del 2000.

La Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República; Vista la causa N° 770-00; en Audiencia Pública de la fecha y producida la votación con arreglo a ley emite la siguiente sentencia:

MATERIA DEL RECURSO:

Que, don Edilberto Morillo Morales recurre en casación de la sentencia de vista de fojas 181, del 30 de diciembre de 1999, que confirma la apelada de fojas 129, del 26 de agosto del mismo año, en cuanto declara improcedente la demanda respecto a la codemandada Oficina Registral Región Chavín, y la revoca en cuanto declara fundada en parte la demanda sobre nulidad parcial del acto jurídico que contiene la escritura pública de compraventa de acciones y derechos del 17 de marzo de 1998, y reformándola declararon infundada la nulidad, la misma que surte todos sus efectos legales, y así mismo la revoca en cuanto dispone se cancele la inscripción registral respecto a la compraventa anulada inscrita el 21 de marzo de 1998.

FUNDAMENTOS DEL RECURSO:

Por resolución de esta Sala Suprema del 28 de abril del 2000 se declaró procedente el recurso por las causales de: 1) Aplicación indebida del artículo 2017 del Código Civil, pues su demanda de nulidad de asiento registral se basa en que el asiento de presentación de su título es de fecha anterior a la inscripción del título del codemandado Víctor Manuel Morillo Aguilar, que no podía inscribirse por estar vigente su asiento hasta el 17 de abril de 1998, como establecen los artículos 66 del Reglamento de las inscripciones y 149 del Reglamento General de los Registros Públicos, y que no ha solicitado que su compra se inscriba primero, sino que se anule la inscripción de la segunda venta: y II) Inaplicación del artículo 2016 del Código Civil, concordante con los artículos 149 del Reglamento General de los registros Públicos y 66 segundo párrafo del Reglamento de las Inscripciones, pues si bien es cierto que su título fue observado, tenía plazo para subsanarlo, y estado vigente no podía admitirse la inscripción de otro título de la misma naturaleza.

CONSIDERANDO:

Primero.- Que, la sentencia de vista ha establecido que el lote 16 de la manzana “G” del Asentamiento Humano El Acero perteneció a doña Mercedes Morrales Maldonado, y por su fallecimiento a sus tres hijos: Edilberto Morillo Morales, Gilberto Morillo Morales y Alfredo Pino Morales; que inicialmente se inscribió la sucesión a favor del primero y luego a favor de los otros dos; que el actor compró los derechos sobre el inmueble de su hermano Alfredo Pino Morales el 28 de febrero de 1998; y que don Víctor Manuel Morillo Aguilar; hijo de Gilberto Morillo Morales, compró los derechos de su padre y de don Alfredo Pino Morales mediante escritura del 17 de marzo de 1998; lo que se ha inscrito el 15 de marzo de 1998.

Segundo.- Que, la demanda de fojas 14 contiene acumuladas las pretensiones siguientes: a) La nulidad del acto jurídico de la venta otorgada por don Alfredo Pino Morales a favor de Víctor Manuel Morillo Aguilar respecto de sus derechos en el inmueble antes indicado, y de la escritura pública que lo contiene por haberle vendido con anterioridad al actor, y b) La nulidad de su inscripción en el Registro de la Propiedad Inmueble, por haberse practicado cuando se encontraba vigente el asiento de presentación de su título, habiendo incluso demandado a la oficina registral en cuanto a este extremo; de donde se colige que se trata de pretensiones autónomas, aunque vinculadas, y no que la segunda sea subordinada o accesoria a la primera.

Tercero.- Que, como se ha establecido, el actor adquirió los derechos y acciones de don Alfredo Pino Morales por escritura pública del 28 de febrero de 1998 extendida ante el notario don Honorato W. Campos Iturrizaga, y el título se presentó para su inscripción al Registro Público de 10 de marzo de 1998.

Cuarto.- Que, la segunda venta que otorgó don Alfredo Pino Morales a favor de don Víctor Manuel Morillo Aguilar por escritura pública del 17 de marzo de 1998 se presentó al Registro Público el 25 del mismo mes, y se inscribió como resulta de la certificación de fojas 13.

Quinto.- Que, los títulos que se presentan al Registro Público para su inscripción, originan un asiendo de presentación que se anota en el Diario, que produce efecto durante 30 días útiles contados desde el día siguiente al de su fecha, y los efectos de la inscripción se retrotraen a la fecha y hora del asiento de presentación, y estando éste vigente no puede inscribirse ningún otro título referente a la misma partida o asunto, lo que se conoce como principio de impenetrabilidad, como así establecen los artículo 138, 144, 143 y 149 del Reglamento General de los Registros Públicos.

Sexto.- Que, encontrándose vigente el asiento de presentación de la compraventa a favor del actor, el Registrador aceptó e inscribió el título correspondiente a la segunda venta otorgada por el señor Pino, con infracción de las normas antes citadas y evidentemente de los deberes que le impone el cargo.

Sétimo.- Que, la prioridad en el tiempo de la inscripción a que se refiere el artículo 2016 del Código Civil, cuyo texto es repetición del artículo VI del Título Preliminar del Reglamento General de los Registros Públicos, y que se denuncia como inaplicado, recoge el principio “prior tempore, potior jure” o sea que el primero en el tiempo es el mejor en el derecho, y se refiere al asiento de presentación, como también explica el doctor Jorge Orihuela en su comentario a éste artículo recogido en la Compilación de la doctora Delia Revoredo, Código Civil parte tercera, tomo 6 página 844.

Octavo.- Que, en consecuencia, de haber aplicado dicho dispositivo se habría determinado que el título del actor por haberse presentado primero, es el mejor en el tiempo y debe ser protegido.

Noveno.- Que, el artículo 2017 del Código Civil en que se sustenta la recurrida no es aplicable a este caso, el que se debe dirimir teniendo en cuanta la fecha del asiento de presentación en el Diario, y no sobre la base de una inscripción producida de manera irregular, que es precisamente lo que se impugna en la demanda.

Décimo.- Que, como ha establecido esta Sala Suprema en reiterada jurisprudencia, las normas de derecho material son aquellas que establecen derechos y obligaciones, mientras que las de carácter procesal son las que establecen las reglas para activar la función jurisdiccional, por estos fundamentos, con lo expuesto en el dictamen fiscal; declararon; FUNDADO el recurso de casación de fojas 188, y en consecuencia NULA la sentencia de fojas 181 de fecha 30 de diciembre de 1999 sólo en cuanto revoca la apelada en el extremo que dispuso la cancelación de la inscripción registral respecto de la venta a favor de don Víctor Manuel Morillo Aguilar en la ficha N° 21388 asiento 5-C del Registro de la Propiedad Inmueble de Chimbote, y actuando en sede de instancia, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 396 inciso 1° del C.P.C., CONFIRMARON la apelada en ese extremo, con costas y costos; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano; en los seguidos por don Edilberto Morillo Morales y otra con don Alfredo Pino Morales y otros, sobre Nulidad de Acto Jurídico y otro; y los devolvieron.

SS. URRELLO, SÁNCHEZ PALACIOS; ROMAN, ECHEVARRIA, DEZA.

C- 23217

Fecha de Publicación: 30-11-00.